Noticias

1109631_1

El Cuchillo de Oro se va a Canarias

  |   Noticias

El joven canario -doctorado desde ayer en el difícil arte del corte del jamón ibérico- Aníbal Falcón Morales lloró al escuchar su nombre por megafonía, como el último, del selecto grupo de maestros cortadores de España, poseedores del Cuchillo Jamonero de Oro de Monesterio. «Para mí esto es un sueño hecho realidad», dijo emocionado el ganador. «Monesterio es Extremadura en estado puro, y este premio es coronar en Extremadura», acentuó Aníbal, que dedicó el trofeo a su madre, Pepa, «y a todas aquellas personas que han cruzado el charco para acompañarme en esta aventura».

Dentro de las actividades de la XXIX edición del Día del Jamón de Monesterio, Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, la localidad celebró la vigésima edición de su concurso de cortadores de jamón. Acudieron seis profesionales, seleccionados por la organización entre más de una veintena de solicitudes, con el propósito de hacerse con el prestigioso Cuchillo Jamonero de Oro. A diferencia de otros concursos, el de esta localidad no reparte ningún premio en metálico. Participaron los maestros cortadores Juan Barragán, de Monesterio; Aníbal Falcón, de Canarias; José Manuel Iniesta, de Madrid; Antonio José Sánchez, de la localidad pacense de Los Santos de Maimona; y Cristo Muñoz y Laura Polvillo, de las localidades sevillanas de Dos Hermanas y Camas, respectivamente.

El certamen, que se disputa al aire libre, en la plaza del pueblo, volvió a concentrar a centenares de espectadores para presenciar en directo la maestría de quienes en hora y media deben despiezar y emplatar, loncha a loncha, jamones ibéricos de unos siete kilos.

El jurado (que en esta edición contó entre sus miembros con el maestro Nico Jiménez, Cuchillo Jamonero de Oro en 2002 y actual poseedor de ocho récords Guinness a la loncha más larga), puntuó sobre distintos aspectos como limpieza, rectitud en el corte, rapidez, grosor y tamaño de las lonchas, presentación de raciones de babilla, punta y maza; así como la presentación obligatoria de una ración que se aproxime lo máximo posible a los 100 gramos, o el emplatado total en raciones de igual peso.

Los cortadores, ubicados por orden alfabético, dispusieron de seis perniles ibéricos de igual peso. La adjudicación de jamones se realizaó mediante sorteo previo al concurso. Cada cortador contó con hora y media. Pasarse de tiempo supone descalificación.

Ganadores

Tras el concurso, se procede al pesaje en báscula de las raciones que aleatoriamente elige el jurado, y a la que propone el propio cortador. Tras la deliberación, coparon el podio final el canario Aníbal Falcón Morales (Cuchillo Jamonero de Oro), Cristo Muñoz Montes, de Dos Hermanas (Cuchillo Jamonero de Plata); y Laura Polvillo Rogerio,de Camas (Cuchillo Jamonero de Bronce).

Rafa Molina / EL PERIODICO DE EXTREMADURA